15 preguntas Luis Guillermo Troya: “Somos muy desagradecidos con Bogotá”

Comparte en tus redes
  •  
  •  
  •  

Por Guillermo Romero Salamanca

Coordinador general del SIA –Sistema Informativo Auténtica–, narrador y periodista con más de 35 años de experiencia.

–¿Qué es el Sistema Informativo Auténtica?

–El SIA es una oportunidad para informarle a Colombia radialmente y a través de las redes, sobre lo que está pasando. Buscando siempre la credibilidad de lo que decimos, esperamos contagiar a los oyentes de una labor de equipo. El Sistema Informativo Auténtica es la forma agradable de entregar noticias.

–¿Cómo le ha ido madrugando nuevamente?

–Me va bien. Me considero un buen madrugador y cuando uno tiene ese estímulo de hacer lo que me gusta, para mí la radio, el micrófono es un sacerdocio, una entrega y lo hago con cariño.  Para mí es todo un rito el café de la mañana, el previo trabajo con los compañeros, los momentos para armar la continuidad. Todo eso lo disfruto.

–¿Con el nuevo informativo, ya conoce a Bogotá?

–Trato de conocerlo. Bogotá es muy grande, procuro estar muy cerca del sentir de los ciudadanos, a la hora de saber lo que piensan, de lo que están anhelando, por ejemplo, con temas como la seguridad, movilidad, empleabilidad. El programa me permite estar cerca de quienes manejan las políticas públicas. Bogotá es muy grande y es uno de los propósitos diarios, es conocerla cada vez más.

–¿Le gustaría cambiar su nombre por otro diferente?

–Jamás. Soy un privilegiado, el Troya tiene una recordación muy grande. No me dicen ni Luis Guillermo ni de otra forma. El Troya tiene una gran recordación, está en el oído de los colombianos por lo que he hecho en radio y televisión. La gente siempre se refiere a mí como Troya, lo que es un orgullo. Mi madre siempre me reclama: ¿por qué el López no suena? Soy hijo de Carlos Rosendo Troya Delgado y de Alicia López Ortiz. Jamás cambiaría mi nombre, si vuelvo a nacer, pediría el mismo nombre.

–¿Bogotá es de todos y nadie responde?

–Bogotá nos abre sus brazos a todos para la lucha diaria, en lo personal, en lo familiar, en lo profesional, pero somos desagradecidos con la ciudad. No hay sentido de pertenencia.

–¿Se considera una persona con magnetismo?

–Es muy difícil definir lo de magnetismo. Creo que mi voz ha sido una herramienta fundamental que me acerca a lo que quiero decir y que llama la atención. Es un don que Dios me ha dado.

–¿Se sabe alguna canción?

–Me sé varias que interpreto para amigos o en reuniones de familia. Temas como “Sabor a mí”, “Piel canela” y una docena de boleros más.

–¿Ha declamado alguna vez?

–No es mi fuerte, pero de niño recuerdo una de niño, dedicada a mi madre. Más adelante no me atreví porque había buenos declamadores.

–¿Carne o pollo?

–Creo que me van a salir alas, consumo el pollo en todas sus especialidades. Me parece delicioso.

–¿Qué libro está leyendo?

–Un libro de Rafael Yordano. Su vida empieza cuando descubre que solo hay una. Ese libro ayuda a reflexionar y a vivir el presente. El pasado ya pasó y el futuro, no sabemos.

–¿Cuántos Tour de Francia cree que ganará Egan Bernal?

–Por lo joven y estructura de su carrera pienso que ganará unos 3 tours de Francia y otras internacionales, tiene un gran futuro por delante.

–¿Si Santa Fe se va a la B, como se ve, se le perdería la gracia a Millonarios?

–Soy seguidor de Millonarios, pero jamás, jamás, jamás le desearía que Santa Fe se fuera a la B. Para los hinchas de Millonarios siempre será una delicia ganarle a Santa Fe.

–¿Les tiene miedo a los perros?

–Miedo, no, pero respeto sí. Hay que respetarles su espacio. Cada animal está lleno de cariño y lealtad para su amo. Soy un enamorado de los perros.

–¿Quién se tiró a TransMilenio?

–El sistema cumplió su ciclo. Se lo tiró la persona que no buscó complementarlo. Se lo tiró el que buscó poner en privilegio el Transmilenio y no pensó en las demás redes.

–¿Todavía recuerda a Todelar?

–Todelar está ceñido a mi alma, muy en fondo. Fue una de las casas que me permitió crecer como periodista, ejecutivo. Tuve el privilegio de dirigir el noticiero. Allí me formé. Fue mi Universidad. No la olvido jamás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *