Asesinaron a rector de Colegio de Caloto, Cauca

Comparte en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Fundación Paz y Reconciliación (Pares) denunció este lunes el asesinato del rector de la Institución Educativa Agro Empresarial Huasanó, en el departamento del Cauca (suroeste), donde el sábado pasado dos indígenas murieron y cuatro más resultaron heridos en un ataque armado.

“Asesinaron a Orlando Gómez, rector de la Institución Educativa Huasanó, del municipio de Caloto (Cauca), familiar de uno de nuestros investigadores regionales”, señaló Pares en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter. 

La fundación había publicado horas antes que Gómez había sido secuestrado en la vereda (aldea) de Huasanó por desconocidos.

El Cauca es uno de los departamentos más conflictivos de Colombia por la presencia de grupos guerrilleros y bandas criminales de origen paramilitar dedicadas al narcotráfico que buscan controlar las rutas para sacar cocaína por el Pacífico. 

Frente a esta situación, la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) rechazó el secuestro y el asesinato del rector del colegio, al tiempo que exigió “garantías de seguridad para la vida de los docentes en todo el país”. 

“Exigimos una verdadera investigación y a la vez protección para nuestros lideres sindicales”, dijo en Twitter el presidente de Fecode, Nelson Alarcón. 

Por su parte, el senador indígena Feliciano Valencia pidió al presidente colombiano, Iván Duque, que “detenga esta matanza” en el Cauca y se preguntó “hasta cuándo seguiremos contando muertos en esta región”. 

La comunidad indígena del país ha sido víctima de ataques en los últimos 40 días que se han cobrado la vida de seis de ellos. 

El más reciente ataque fue denunciado por el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) el sábado pasado al denunciar que dos integrantes de la Guardia Indígena murieron cuando fueron atacados con armas de fuego en una vía que une a los municipios de Toribío y Caloto. 

Ante esta situación, los indígenas de ese departamento se declararon ayer en “asamblea permanente” y “emergencia territorial”, y pidieron al Gobierno de Duque una ruta para dialogar sobre narcotráfico y cultivos ilícitos. 

Según cifras de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), desde la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC han sido asesinados 159 indígenas, y desde el 1 de julio al 10 de agosto de este año han registrado seis asesinatos, 15 atentados y 30 amenazas.

El pasado 19 de julio, el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) denunció que algunos de sus líderes han recibido amenazas por parte del Cartel de Sinaloa, que según aseguró el organismo tiene alianzas con las disidencias de las FARC y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN). EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *