Banco Agrario, 20 años ‘cosechando’ los éxitos del campesinado colombiano

Comparte en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las operaciones activas de esta entidad financiera están dirigidas fundamentalmente a actividades rurales, agrícolas, pecuarias, pesqueras, forestales, agroindustriales y a entes territoriales.

Hace 20 años, el Banco Agrario germinó para ser un apoyo del campo colombiano. Hoy, con 784 oficinas en 754 municipios, representa el mayor respaldo para el sector rural.

Sus operaciones activas están dirigidas fundamentalmente a actividades rurales, agrícolas, pecuarias, pesqueras, forestales, agroindustriales y a entes territoriales.

Es, precisamente, en estas actividades en las que muchos colombianos han tenido ese respaldo, ese impulso que les cambió la vida.

Una de ellas es Angélica Giraldo, una valluna que cultiva maíz al lado de su familia en La Unión (Valle del Cauca); es pionera de ‘Agricultura por Contrato’, ya que fue la primera cliente a la que el Banco Agrario le giró un crédito dentro del programa ‘Coseche y Venda a la Fija’.

Angélica logró dos beneficios. El primero, tener los recursos para su cultivo de maíz y, el segundo, garantizó la venta de su cosecha a la empresa Agroinsumos. Esta valluna dice que espera continuar siendo beneficiaria de créditos, porque encontró que son muy favorables las condiciones de plazos y tasas de interés que ofrece.

Otro de los beneficiarios con los productos del Banco fue Luis Eduardo Guzmán, un cultivador de arroz en Venadillo (Tolima).

Guzmán logró acceder a un crédito a través de la nueva herramienta ‘MoviAgro’, que le permitió recibir una asesoría personalizada y un estudio de su crédito en su hogar, gracias a que el representante del Banco le ofreció los productos a través de una tablet.

Pero los casos de éxito no se limitan únicamente a personas. Ejemplo de ello es el del Molino de arroz Asozulia en Norte de Santander, el cual se construyó con el apoyo financiero de la entidad. Este proyecto es de gran impacto en la región, toda vez que beneficia a 860 productores de arroz, todos socios de este distrito de riego, quienes producen al año aproximadamente 120.000 toneladas de arroz paddy verde, en más de 9.000 hectáreas.

El apoyo del emprendimiento quedó plasmado en Yadira Ocampo, una ingeniera agrónoma que creó un negocio de lulo orgánico en el municipio de El Dovio (Valle), y con la ayuda financiera del Banco Agrario, a través de la oficina de Cartago, hoy no solo está sacando adelante su cultivo gracias a la venta del producto transformado, sino que genera empleo en esta apartada zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *