Capturado abogado que engañaba, para accederlas sexualmente

Comparte en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 El sujeto les suministraba sustancias para dormirlas y reducir su voluntad.

En desarrollo del ‘Plan de Choque 100 Días, El que la Hace la Paga, Seguridad con Legalidad’, el grupo de delitos sexuales de la SIJIN de Bogotá, logró desenmascarar a un abogado que, a través de falsas promesas de empleo, engañaba a mujeres para accederlas sexualmente en contra de su voluntad, suministrándoles una sustancia similar a la escopolamina.

El sujeto las atraía a través de las redes sociales, donde ofertaba vacantes para asistentes jurídicas, posteriormente citaba a las mujeres en su oficina para la supuesta entrevista, ilusionándolas con la esperanza de que cumplían todos los requisitos para ocupar el cargo. Sin embargo, su único objetivo era el de ganarse su confianza y lograr que les recibieran alguna bebida que contenían la sustancia somnífera.

En los allanamientos al inmueble donde este hombre al parecer cometía los vejámenes, ubicado en un edificio en la localidad de Santa Fe, los investigadores encontraron más de 85 hojas de vida, pertenecientes a mujeres de todas las edades, lo que indicaría que podrían ser más las víctimas, aunque la Policía de Bogotá ha recibido hasta el momento, tres denuncias formales contra el abogado.

Así mismo en la oficina del jurista, los investigadores aplicaron luces forenses, logrando evidenciar rastros de fluidos corporales en uno de los muebles.

En la audiencia el capturado trató de utilizar a su favor sus conocimientos jurídicos, para librar su responsabilidad de las acusaciones en su contra, sin embargo, la pieza clave fue un audio que una de las víctimas logró grabar, justo en el momento cuando el sujeto pretendía agredirla.

En la grabación quedó evidenciada la manera como la mujer, en medio de las lágrimas, le suplicaba para que la dejara ir, afirmando que solo iba en busca de un empleo y no se explicaba, en qué momento había logrado quitarle la ropa sin su consentimiento.

Gracias a esta prueba, la Fiscalía le imputó el delito de acceso carnal con persona puesta en incapacidad de resistir y un juez lo cobijó con medida de aseguramiento en un centro carcelario.

La SIJIN de la Policía de Bogotá aún continúa en la investigación, tratando de contactar a las mujeres con los datos recopilados en las hojas de vida encontradas, para identificar si hay más víctimas de este sujeto, que por temor o alguna otra razón, no se han atrevido a denunciarlo.

La Policía Metropolitana de Bogotá, reitera su compromiso de continuar trabajando para proteger la integridad de las mujeres en la ciudad y dejándole claro a los delincuentes que ‘el que la hace, la paga’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *