La Mentira Como Herramienta Para Desprestigiar

Sigo insistiéndole a la oposición para que nos unamos entorno a las obras que significan desarrollo y competitividad y que generan empleo para la ciudad.

Tenemos que salir del esquema de que es malo si el alcalde hace y malo si no lo hace.

Como ciudadana y como bogotana me siento orgullosa de ver avances en la ciudad.

Claro que las soluciones no han sido tan rápidas como todos quisiéramos, pero hay que recordar que muchos gobernantes pasaron por sus puestos devengando un sueldo mensual sin hacer lo que les correspondía.

Necesitamos unirnos en torno a la ciudad, en torno a sus proyectos. Es increíble que haya quien piense que hacer parques va en contra delos ciudadanos como ha dicho la oposición.

Me sorprende que en un escenario como el Concejo, la oposición, ante la falta de argumentos, se valga de adjetivos que descalifican al gobernante, que hacen daño, que difaman. Eso se está usando como herramienta en los debates de control político y al final deslegitiman ese rol del Concejo.

Aquí la oposición está acudiendo la estrategia de crear un enemigo, y han decidido que esa persona sea Enrique Peñalosa. Y acuden a las mentiras en las que siempre el blanco de los ataques es el alcalde para engañara los bogotanos que lo que piden son soluciones reales que sí les está dando el actual gobierno.

Y por supuesto se aprovechan de la imposibilidad de aplicar soluciones mágicas a problemas como la movilidad y la inseguridad, que se han empeorado por el posconflicto. Que entre otras cosas es un problema que ha vivido el continente: después de los conflictos, los dirigentes van a buenos restaurantes, tienen escoltas y carros, mientras la base muchas veces termina engrosando las filas de la delincuencia en las ciudades. Pasó en Nicaragua, en Guatemala y en el Salvador.

Uno de los casos de las mentiras de la oposición que más me ha aterrado es el de señalar que el hermano del alcalde tenía vínculos familiares con empresas que trabajan en los parques.

Fue infame porque la firma Fieldturf y con ella DSS Latinoamérica tuvieron que salir a certificar que ni el alcalde Enrique Peñalosa ni su hermano Guillermo tienen relación con ellas. Porque lo claro es que la oposición no puede soportar que el alcalde ha entregado cien canchas sintéticas, ha iluminado más de mil parques y ha mejorado los escenarios en muchos de ellos, y esos son resultados tangibles para mostrar.

Con mentiras quieren generar un manto de duda y lo logran.Pero no es por azar que eso sucede, es por estrategia de año electoral en el que buscan hacer el mayor daño posible. Y lo grave es que no le hacen daño solo al alcalde, sino a los padres de familia y a los ciudadanos en general.

La mentira es una herramienta. Mentir, mentir y mentir, que algo quedará. Y es lo que hacen constantemente.

Y lo cierto es que los bogotanos están contentos con la revolución de los parques, con que los tengamos iluminados, con que haya canchas. A los que van a los clubes eso no les interesa, pero a los ciudadanos del común sí.

No les mintamos más a los bogotanos. Se les dicen mentiras sobre las canchas sintéticas, sobre el metro, sobre los parques, sobre la reserva Thomas Van der Hammen, sobre todos los asuntos. Y utilizan grupos de saboteadores para repetir las mentiras en los barrios y en los eventos.

Tenemos que avanzar, y el Concejo debe dar ejemplo, los candidatos deben dar ejemplo.

Si hay fallas revisemos, yo estoy de acuerdo en que asuntos como las alcaldías locales requieren una intervención a fondo, pero construyamos, no destruyamos porque la víctima en últimas es la ciudadanía.

Lucía Bastidas

Concejal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *