La Personera De Bogotá Revelo Alarmante Situación De Seguridad En La Ciudad

La Personería exhortó a las secretarías de Seguridad y Gobierno a cumplir con el debido seguimiento a las acciones que deben adelantar los alcaldes locales, haciendo uso de las medidas normativas de participación para enfrentar la inseguridad en la Ciudad,

Otros dos factores que presentan ausencia de atención oportuna y complican la situación de seguridad, son el desplazamiento por el conflicto interno y la situación de los migrantes venezolanos que buscan refugio y trabajo

Para el proceso de denuncia cabe resaltar la creación de la herramienta electrónica “A denunciar”, medida de la cual se espera que permita eliminar de alguna forma las barreras existentes para el cumplimiento de ese propósito.

En octubre de 2018, el Distrito expidió el Decreto 599 que restringe la compra y venta de armas blancas, algo que ya consagraban el Código de Policía de Bogotá de 2003 y el Acuerdo 517 de 2012.

Según el Acuerdo 397 de 2009, Bogotá tiene la obligación de efectuar un censo de establecimientos dedicados a la comercialización de autopartes usadas. Una efectiva verificación unida a actividades de control preventivo, podrían desalentar la venta de autopartes hurtadas y reducir los índices del hurto a vehículos y motocicletas, que este año suman 2.731 casos para automotores y 3.008 para motos.

En materia de hurto a celulares, desde 2015 el Gobierno nacional dispuso la verificación del número IMEI de los móviles, con el propósito de dejar en desuso aquellos equipos que resultaran alterados, medida dispuesta en la Ley 1453 de 2011. Sin embargo, los objetivos aún no parecen materializarse pues en Bogotá, de enero a septiembre de 2018, se presentaron 46.722 hurtos a celulares, 57,2% más que en 2017. En Usaquén el delito aumentó en 105% y en Chapinero, 126%.

Con el nuevo Código de Policía, la Policía impuso más de 14.000 comparendos en temas de consumo de drogas, porte de armas, invasión del espacio público y evasión del pago de transporte público, entre otros. No obstante, pareciera que las medidas aún no desalientan esos comportamientos, pues continúan cometiéndose.

Para la Personería es urgente el fortalecimiento y articulación entre la Policía y la Administración distrital, a fin de que se planeen acciones conjuntas más contundentes, y se ejecuten estrategias orientadas a superar el fenómeno de inseguridad.

La Policía Metropolitana informó en agosto de este año que contaba con 17.225 uniformados, lo cual implica 1.062 policías menos que en noviembre de 2017, fecha en la cual se anunciaron 700 efectivos adicionales; en marzo de 2018 se habló de la incorporación de más de 1.800 policías, pero eso no se cumplió.

De los 17.225 policías, 8.092 están en las localidades y 5.782 se encuentran asignados al modelo de vigilancia por cuadrante, 183 menos que a noviembre de 2017. Si se dividen en 3 jornadas de operación diaria en las calles, hay 1.927 policías. Si este número se divide en los 1.051 cuadrantes que tiene Bogotá, se estaría hablando de 1,8 policías por cuadrante, algunos de los cuales tienen una dimensión de 46 hectáreas. Hay cuadrantes sin patrullaje y una patrulla por turno para cinco cuadrantes.

De acuerdo con datos de la Policía cotejados con la Fiscalía, en Bogotá hubo un incremento del 51,2% en hurtos. Se pasó de 43.876 robos, entre enero y agosto de 2017, a 66.365; en igual periodo de 2018, se registraron 22.489 casos más. Cada 5 minutos una persona sufre este flagelo.

El robo a residencias tiene reportados 7.480 casos, entre enero y septiembre de este año. En Suba son hurtados casi 4 hogares diariamente. El robo de automotores alcanza 2.731 casos reportados; en Kennedy, diariamente, 2 vehículos y 2 motos son hurtados. En Suba se presentaron 901 casos de hurto a bicicletas, a septiembre de 2018; en Engativá, 846; en Kennedy 731, y en Usaquén, 605: Casi 22 bicicletas al día en toda la Ciudad.

SISTEMA INFORMATIVO AUTÉNTICA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *