Ladran, Sancho, señal de que cabalgamos

Comparte en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las mentiras siempre quedan al descubierto como acaba de pasar con la divulgada por el concejal Manuel Sarmiento que quiso ligar al alcalde y a su hermano a una compañía relacionada con los parques.

La firma Fieldturf y con DSS Latinoamérica tuvieron que salir a certificar que ni el alcalde Enrique Peñalosa ni su hermano Guillermo tienen relación con ellas ante los ataques inmisericordes y despiadados de un concejal que busca con golpes bajos e inescrupulosos hacerse notar.

Reitero que lo infame del asunto es que se quiera ligar la pasión y el compromiso del alcalde por dotar de escenarios deportivos y parques de calidad, con unas entidades que manejan asuntos de parques, y que no tienen vínculos comerciales con el alcalde de la ciudad. El alcalde no es socio y quien quiera puede revisar los documentos para certificarlo.

Se han entregado en esta administración, ante la mirada de los bogotanos, compartan o no con el Gobierno o con el Alcalde, cien canchas sintéticas, se han iluminado más de mil parques y se han mejorado los escenarios. Esos son resultados tangibles para mostrar. Y la oposición quiere difamar, sembrar dudas, mentir.

Hoy se ha conocido que la empresa Fieldturf con domicilio en Canadá ni de DSS Latinoamérica SAS con domicilio en Colombia no han sido contratistas ni tienen ninguna relación comercial con entidad alguna del distrito ni con la familia Peñalosa.

Y el concejal Manuel Sarmiento con su estrategia malévola de calumniar y calumnia que de la calumnia algo queda se le ocurrió que las canchas sintéticas dotadas para los parques temáticos y recreativos ahora producen cáncer, para lograr un pánico colectivo en Bogotá. Todo con la intención de desprestigiar lo bueno que se ha hecho en esta administración, porque para él nada está bien y lo único que busca es sacar réditos electorales.

Criticar las canchas sintéticas solo por desprestigiar ya es mala fe. Pero además de eso intentar mostrar unas relaciones comerciales que no existen es una estrategia que muestra el bajo talante de la oposición.

Lucía Bastidas
Concejal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *