Miles de colombianos volvieron a salir a las calles

Comparte en tus redes
  •  
  •  
  •  

 Los colombianos apelaron este miércoles a la creatividad para mantener vivas las protestas contra el presidente Iván Duque en una nueva jornada de “paro nacional”, la tercera en dos semanas, que transcurrió mayoritariamente en paz con música, teatro y danza en las calles del país.

Las multitudinarias manifestaciones avivaron el movimiento ciudadano contra el Gobierno, convocado inicialmente contra la política y social de Duque pero a las que se han sumado todos los que tienen algún motivo una razón por la cuál protestar como los animalistas, las feministas o los indígenas.

CENTRO DE LA PROTESTA

La principal concentración de la jornada tuvo lugar en la céntrica Plaza de Bolívar de Bogotá, donde inicialmente el alcalde Enrique Peñalosa no había permitido protestas esta semana porque se estaba instalando la decoración navideña pero el martes cambió de opinión y pidió a los manifestantes que se movilizaran pacíficamente.

Así ocurrió y allí llegaron grupos de diversas corrientes: indígenas vestidos con sus trajes típicos y llevando bastones de mando; antitaurinos, uno de los cuales bailó disfrazado de toro y con una bandera en rechazo al maltrato animal, y feministas, que interpretaron la coreografía de moda contra la violencia machista: “Un violador en tu camino”.

Las mujeres, muchas de las cuales llegaron con pañuelos verdes de la campaña por el aborto y antifaces morados, también hicieron sus propias versiones de canciones infantiles como “Arroz con leche”, en la que cambiaron la letra para reivindicar sus derechos y rechazar los feminicidos.

“Arroz con leche no queremos más, no más feminicidios en esta ciudad. Que quién la mató, que quién la mató, los crímenes impunes que nadie vio”, cantaron mientras, tomadas de las manos, daban vueltas.

A diferencia de lo ocurrido en jornadas anteriores en la Plaza de Bolívar, en esta ocasión el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía no dispersó la protesta con gases lacrimógenos, algo que la estudiante Lorena Novoa valoró porque considera que permitió a la gente “manifestarse de las formas más creativas y diversas”.

“Una vez más los jóvenes, más que todo, ponemos toda nuestra creatividad aquí con expresiones artísticas; arengas, uno escucha cada día una nueva; con disfraces, hoy estuvo la ola morada, que era una ola de mujeres feministas”, añadió.

Las manifestaciones en Bogotá interrumpieron en algunos sectores el tráfico de los autobuses del sistema Transmilenio, lo que una vez más obligó a miles de personas a regresar a pie a sus casas al final del día.

DISTURBIOS Y BLOQUEOS

A Cali, capital del Valle del Cauca y principal ciudad del suroeste de Colombia, centenares de indígenas llegaron de las zonas rurales del país y con sus bastones de mando hicieron una cadena humana y mostraron máscaras con la imagen de la autoridad neehwe’sx Cristina Bautista, asesinada el pasado octubre por disidencias de las FARC en el vecino departamento del Cauca.

No obstante, manifestantes bloquearon algunas de las principales calles de la ciudad por lo que tuvo que intervenir el Esmad, que se enfrentó con encapuchados en zonas como las aledañas a la Universidad del Valle (UniValle).

“Seguimos con UniValle interviniendo. Sé que hay un herido de los estudiantes dentro del claustro, entendemos que ha sido problema de ellos, internos. No sabemos qué le ha pasado, entiendo que ha sido en una pierna (…) aparentemente se le estalló una ‘papa bomba'”, manifestó a periodistas el alcalde de Cali, Maurice Armitage.

En Medellín, encapuchados y miembros de la Policía se enfrentaron cuando las autoridades los obligaron a despejar la Avenida Regional, que atraviesa la ciudad de sur a norte y que era bloqueada, lo que causó atascos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *