Poco a poco el cauce del río Cauca vuelve a la normalidad

Comparte en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La hidroeléctrica de Ituango, volvió a verter agua al río Cauca, el segundo más importante de Colombia, que se había secado esta semana por el cierre de las compuertas que regulan el caudal, ocasionando un desastre ambiental y ecológico.

Así lo informó este sábado Empresas Públicas de Medellín (EPM), accionista mayoritaria de la obra, según la cual tras la apertura de las compuertas, comenzó a fluir el agua represada en el embalse con una descarga que al mediodía de este sábado era de 95 metros cúbicos por segundo a la altura de Puerto Valdivia, la localidad más cercana a la hidroeléctrica.

“Se prevé que para el día lunes, este (el Cauca) volverá a su caudal normal para esta época del año”, agregó la compañía.

La llamada central de Hidroituango, situada en el departamento de Antioquia (noroeste), está en emergencia desde mayo pasado debido a diversos problemas geológicos y estructurales que obligaron a EPM a implantar medidas de contingencia como la inundación de la casa de máquinas para evitar que las aguas del Cauca rompieran la presa en construcción.

Recientemente fueron descubiertas fisuras en la casa de máquinas y para vaciarla los ingenieros cerraron las compuertas con el fin de llenar el embalse y luego evacuar el agua por el vertedero, lo que literalmente secó al río Cauca abajo de la represa.

Por otro lado, en un comunicado EPM reiteró que el caudal del río Cauca “se irá incrementando de manera paulatina este fin de semana” e hizo recomendaciones para prevenir incidentes.

Entre ellas están las de “no ingresar al río ni acercarse a sus orillas” porque el afluente comenzará a subir su nivel. Tampoco se deben realizar actividades como la explotación minera artesanal, pesca o transporte por el Cauca.

Añadió que pese a que el caudal del río aumentará poco a poco hasta alcanzar su nivel común “en caso de observarse algún cambio súbito” se debe dar aviso a los líderes que coordinan las evacuaciones que, a su vez, informarán al Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres”.

Por su lado, el presidente colombiano, Iván Duque, aseguró desde Coveñas, población del departamento caribeño de Sucre, que su Gobierno ha dado “un mensaje claro” para abordar las dificultades del proyecto.

Destacó que la primera línea es la protección de la vida de las personas que viven en los lugares del influencia del proyecto hidroenergético.

“Se han realizado más de 28 puestos de mando unificado donde el Gobierno Nacional ha estado en la disposición permanente de trabajar con los gestores del proyecto, la Gobernación de Antioquia y los municipios de influencia para que no haya riesgo para la vida de las personas”, dijo Duque desde el Taller Construyendo País, en el que escucha las necesidades de la población.

Detalló que otra prioridad del Ejecutivo es la protección del medioambiente y de los ecosistemas porque “duele profundamente la situación ambiental, las repercusiones ambientales de las decisiones y serán objeto de investigación por parte de las autoridades ambientales”.

Igualmente recalcó que aunque no existe responsabilidad directa del Gobierno Nacional en el proyecto, se ha hecho un acompañamiento a los gestores de Hidroituango y a los alcaldes de los municipios para que puedan tomar medidas para prevenir daños.

“No he dejado de monitorear un solo día esa situación y el Gobierno Nacional seguirá atento con la Unidad de Gestión del Riesgo, y con las autoridades ambientales velando por la protección de la vida y por la protección de los ecosistemas”, añadió el jefe de Estado. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *