Sin Vergüenza venden tarjetas de subsidios de TransMilenio.

Comparte en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Como un tráfico de pasajes subsidiados del SITP califico la Cabildante de Bogotá Lucia Bastidas Ubate.

En entrevista con el SISTEMA INFORMATIVO AUTÉNTICA la concejal del Partido Alianza Verde manifestó que después de haber realizado un recorrido por varias estaciones y paraderos en Usme, Tunjuelito, Bosa, Kennedy, Fontibón, Chapinero, Engativá, Suba. Y allí están: hombres y mujeres, muchas veces acompañados, que ofrecen pasajes a usuarios que se quedaron sin carga, olvidaron su tarjeta Tullave, o simplemente no la tienen.

En el trabajo de campo realizado por su equipo de trabajo refiere que la dinámica siempre es la misma: reciben el billete de 2.000 pesos del pasajero, se acercan al torniquete, pasan la tarjera, y mientras el pasajero ingresa al bus, ellos se alejan en espera de otros pasajeros, que siempre llegan.

No dan declaraciones. Cuando perciben el intento de preguntarles, se alejan. Finalmente uno de ellos se animó. Una persona en condición de discapacidad que vende pasajes en paraderos de la localidad de Engativá. Recibe 23.000 pesos de subsidio que todos los meses el Distrito le carga en su tarjeta. No da su nombre, pero accede a dar su testimonio. No usa el subsidio para transportarse, lo que hace es venderlos.

Su testimonio refleja el uso que se está dando a los subsidios que otorga la ciudad para rebajarles la tarifa a poblaciones vulnerables. La Policía tiene detectados 100 puntos de venta ilegal, pero TransMilenio carece de información que permita medir la magnitud del problema. Son más de 7.000 paraderos imposibles de controlar y 913.567 personas las que hoy disfrutan de rebaja en la tarifa.

De acuerdo a información suministrada por TransMilenio, en el 2014 los subsidios representaban un déficit del 1%, en el 2016 paso a representar el 23%. Ese dinero no sale de la tarifa que pagan los usuarios y son girados por las Secretaria Distrital de Hacienda que, entre el 2011 y 2017, llegó a transferir tres billones de pesos.

La Resolución 571 de 2017 de TransMilenio establece sanciones como la suspensión o cancelación definitiva del beneficio en el caso de ser reincidente, pero hasta el momento no ha tenido impacto pues no es raro encontrar a una persona con entre tres y diez tarjetas para ofrecer pasajes: la mayor demanda es entre las 5 y las 9 de la mañana. Pasajes rebajados que se venden a la tarifa plena.

SISTEMA INFORMATIVO AUTÉNTICA

Prensa Lucia Bastidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *